15 ago. 2019

La guerra de guerrillas a toda máquina.



Mauricio Macri se puso a querer ordenar un pueblo corrompido durante años. Con la ayuda de algunos fiscales, jueces, periodistas ministros, gobernadora, gendarmes,que con mucha valentía, se abocaron a esa ardua tarea. Una batalla convencional, de frente, visible.
Eran pocos, el pueblo miraba, no militaba, dejaba hacer.

Pero qué pasó, la economía estaba armada por y para los delincuentes corruptos.
Macri no les conviene a sus fines y tienen mucha plata, muchísima y son muy poderosos.

Y el pueblo clientelar formado en años de dependencia, está bajo el paraguas de políticos feudales, sindicalistas mafiosos, empresarios prebendarios, que son los que fueron atacados legalmente por Macri, por lo que los van a defender.

Macri no apeló a la militancia y nos fueron ocupando los espacios con distintas estrategias (añadidos a los que nos dejaron en lugares claves como la justicia y la educación).
El Presidente necesita de la base decente del país que quiera que termine con lo que él se atrevió a hacer. Está en nosotros el apoyarlo, a él y a los valientes que estuvieron a su lado. Para eso necesita militancia. Quizás de otra forma. Tenemos otros medios. Podemos sumar criterios.

Cómo actúan los otros?, La gente sabe lo que es la guerra de guerrillas?. Eso es una estrategia militar (*) que se usa hasta en lo comercial.Les doy un ejemplo real; los autos chicos japoneses. Los fueron a vender a Norteamérica donde siempre habían usado los autos grandes. No les dieron importancia, los dejaron hacer, porque creyeron que no se los iba a comprar nadie, cuando se dieron cuenta habían copado el mercado y había autos chicos por todos lados. De a poco, despacito, despacito. Esa es la guerra de guerrilla, sin bombas van tomando posiciones.

En política el lugar que uno no ocupa lo ocupa otro.

Hablar de fraude puede parecer ampuloso, pero son espacios que van ocupando con distintas estrategias y mucha militancia. No se crean todo lo que se dice, pero no dejen de creer, sino van a ver autos chiquitos por todos lados. Seamos fiscales en las generales.

(*)La guerra de guerrillas es una táctica militar que consiste en atacar sin ser visto, hostigando al enemigo en el propio terreno, que conocen muy bien, de las fuerzas defensoras con destacamentos irregulares y dispersos. Actúan mediante ataques rápidos y sorpresivos. Fundamentalmente es un tipo táctico de guerra que lo subordina todo al desgaste, en vez de a la convencional conquista de terreno, por el cual la larga erosión de una guerra atomizada y dispersa, en la que es esencial el arte de reunirse y dispersarse sin dejar rastro. Así se pueden alcanzar objetivos estratégicos que un ejército organizado y al descubierto no podrían jamás conseguir.

Dos estrategias. Una de frente y la otra hostigando, infiltrando, desgastando.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario