24 sep. 2013

Niña esperando ver pasar a la primavera...

Cuenta mi amiga María Grazia  un recuerdo tan hermoso que no quiero perderlo y lo guardo en mis utopías:



-Me vino a la mente un “fresquito” que pasé en mi infancia. A la vez sonrío al recordar la anécdota que voy a compartir con ustedes, nos dice.       Tenía nueve años y era la última primavera que pasaría en mi pueblo de origen (Latisana, Pcia. de Udine, Italia). Algunas amigas mayorcitas me dijeron que si salía al balcón a la mañana bien temprano vería pasar a la primavera. Por supuesto que lo tomé al pie de la letra y allá fui al balcón, sigilosamente …a esperar.  Bueno, espera que te espera, me congelé y tuve que emprender la retirada con el corazón mustio antes que me descubrieran.
 Pero, tuve la manera de restañar la herida . ESCRIBÍ UN POEMA.
 Para el que sepa el italiano, aquí va:
PRIMAVERA

La Nostra dolce primavera
Ha un manto di fiori
Una veste di perle rare
Una corona di sole.

Gli uccelletti le volan dietro
E con il loro festono cinguettío
L’annunciano per le campagne.

Lei dove passa lascia un aria trepida
Dall’odor di viola!
Ogni passo un Fiore,
Ogni parola una gioia in ogni cuore!.
 13 de mayo 1950. Latisana, Pcia. de Udine, Italia.

Una alegría ingenua en tu corazón. La pudiste describir como pintas ahora tus recuerdos. No sabías tu destino. Ni lo que dejabas atrás. Me emociona y conmueven tus palabras. No las traduzco por respeto. El perfume de las violetas te acompañan y te hace ser esa persona tan especial.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario