7 ago. 2014

Les pasó como a Kasim, el hermano de Alí Babá


Comentamos en otra oportunidad la parte de la historia que la cultura no registra habitualmente. Se sabe que Alí Babá observa a los 40 ladrones cuando entran en la cueva y cuando ellos se van dice las mismas palabras mágicas: Ábrete Sésamo!! y al descubrir la riqueza sólo tomó un puñado de cada bolsa de joyas y monedas, para que los ladrones no se dieran cuenta.
Su hermano observa que éste ha mejorado su forma de vida y ante la intriga por la repentina riqueza logra que éste le cuente el descubrimiento de la cueva y las palabras mágicas para correr la piedra de la entrada.
Kasim no pudo resistirse a la tentación y se fue hacia allá, pero en vez de hacer como Alí Babá y robar disimuladamente, fue tal su angurria que quiso llevarse la mayor cantidad posible. Se deslumbró tanto de lo ajeno que se olvidó el nombre de la semilla (sésamo) para abrir la puerta y empezó a decir "abrete yuyo","ábrete maiz" y nunca más pudo salir de la cueva.
Hay muchos que por angurria se olvidan la palabra y quedan encerrados en su desmesura.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario