9 ago. 2014

Culpa o responsabilidad en accidentes viales

Escuchamos a diario decir que no tiene la culpa alguien que, por ejemplo, mató a un niño de tres años por conducir un auto drogado o alcoholizado, porque no tuvo intención de matar.  Se lo coloca dentro del homicidio culposo (o negligente). Por el art. 84 del Código Penal la pena se elevará a dos años si el hecho hubiese sido ocasionado por la condición negligente, inexperta o antirreglamentaria de un vehículo automotor.
Pero no quiero poner el punto en la pena, sino en los términos en donde se pone énfasis cuando se habla de accidentes de autos.
El auto es una MAQUINA QUE MATA, el que la maneja tiene SUMA RESPONSABILIDAD porque está manejando una MAQUINA QUE MATA. Por lo tanto, hablar de culpa o no, de intención o no de matar, ya es un despropósito. Es como llevar un revólver sin ponerle el seguro y se dispara un tiro. Ya sé que mata, por lo tanto las medidas que debo tomar son de suma responsabilidad: ATENCIÓN, LUCIDEZ, CINTURONES DE SEGURIDAD, CONTROL DEL ESTADO DE VEHÍCULO, VISIÓN, VERIFICAR VER Y SER VISTO SIEMPRE.

Como se venden miles y miles de máquinas que matan y andan por las calles y las rutas y mueren alrededor de 7500 argentinos por años (fuente: http://www.luchemos.org.ar/es/estadisticas/muertosanuales) y quedan mutilados, parapléjicos, discapacitados, en un número increíble (tengo información y no la repito porque  pasa lo que sería un número racional), la RESPONSABILIDAD ESTATAL sobre la gente que maneja estas máquinas y los estados de la infraestructura para no provocar accidentes fatales, es enorme.

Un padre que lleva a su niño en forma inadecuada tampoco tiene la culpa si les pasa algo por no ir cuidado, pero tiene la responsabilidad de hacerlo en forma adecuada. Porque esta máquina, mata a los que están afuera, pero también a los que debemos cuidar dentro de los autos.
CUIDÉMONOS, SEAMOS RESPONSABLES. LA CULPA HAY QUE DEJÁRSELA PARA LA IGLESIA, porque es fácil echarle la culpa a otro, pero nunca NUNCA la responsabilidad que nos cupo cuando estábamos manejando un auto. .


No hay comentarios.:

Publicar un comentario