5 sep. 2019

No al derrame, no a la expropiación.


Conseguí la parte de la película "Mente brillante" que ejemplifica la teoría del equilibrio  John Nash que se contrapone a la de Adam Smith:


El gorrión se lleva la comida y la come solo. Los demás se quedan sin comida. Las palomas comen sin chocarse, alternativamente, y todas comen.
Las lecciones de Adam Smith, padre de la economía moderna, era: “En la competencia la ambición individual sirve al bien común". El mejor resultado es producto de que cada uno en el grupo haga lo mejor para sí mismo y eso por derrame (su mejoramiento), va a dar como resultado un mejoramiento de todos los que los rodean. 

John Nash desmiente la teoría de Adam Smith porque para él el mejor resultado es producto......de que todos en el grupo......hagan lo mejor para sí mismos y a su vez, lo mejor para el grupo. Sale del individuo para tener una visión individuo-sociedad más extensa .
Vimos en nuestro país un crecimiento exponencial de la pobreza y que, aunque la economía haya crecido en su momento hasta un 10%, los pobres siguieron pobres. Como decía Cristina hay lugares donde la pobreza es “estructural”, como que no tuviera remedio.
La iglesia ante el determinismo de nacer pobres y morir pobres estimula la “caridad”, el tiempo, la limosna, que aunque reúna una buena intención los mantiene en la situación en la que se encuentran. El Estado, con sus “planes” los estimula a seguir siendo pobres. Es decir, el crecimiento de la economía, la “caridad” del Estado y la caridad de la Iglesia perpetúan la situación y no dan el impulso transformador que sólo puede dar una sociedad solidaria.
La pobreza no puede ser una maldición inexorable.
Si nos proponemos
culturalmente recomponer esa parte abandonada de la sociedad, pensando como grupo, y si, en cada cosa que hacemos, no sólo buscáramos nuestro mejoramiento individual sino que también ese accionar repercutiera de alguna manera en el bien de todos, podríamos tener la utopía de una sociedad equitativa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario