12 jul. 2018

Diferentes "cableados" entre docentes y alumnos.


Seguimos con un tema que, evidentemente, vemos que algo no está funcionando.

Los docentes padecen el desafío de lidiar con el siglo XXI usando un cerebro “cableado” en el siglo XX. Aprendieron a pensar concentrados, en silencio, en ausencia de otros estímulos. 
Pero para los que hoy son chicos, este mundo de hiperconexión es el único que conocieron, aquel en el que su cerebro se “cableó”. 
Los niños cuando juegan videojuegos fijan alta la vara de estimulación.
Mientras los alumnos con esa suerte de adicción a la novedad permanente hace que, apenas esté, un cierto plazo enfocados en una misma labor, pues la mente les empieza a pedir algo nuevo usando la herramienta más poderosa de la que dispone: la distracción.
 El tipo de dispersión que genera internet es perturbador y dificulta el trabajo actual en el aula.
 El docente espera la misma reacción que tuvo él ante los estimulos. Los chicos son otros.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario