28 abr. 2017

No tengas celos...Hay para todos...

Otra hermosa frase de El Principito: el amor es lo único que crece cuando se reparte.
Quería expresar otra cosa, similar: el corazón es elástico, tiene capacidad para todos . No tienes que sacar a nadie para poner a otro, todos caben. Y crece cuando lo dejas libre de amar a quienes sean: un hermano, una amiga, un nieto.
Con cada uno nos comunicamos, posiblemente, de distintas maneras. Ésa es la única diferencia. Porque tenemos afinidad en algo en particular, porque tenemos los mismos códigos de entrada, porque el enganche se hizo por ahí, porque se trabajó la relación de una forma, porque la proximidad lo permite.
Pongo un ejemplo práctico: una madre puede tener la casa llena de retratos de algún hijo que no ve seguido, por razones de distancia y la hija, que manifiesta celos por no estar en ese sitial, se está llevando, en ese momento, una tarta en sus manos, hecha con todo amor por su mamá para su nieto (su hijo). A ella le podía hacer la tarta y a su hermano, no. El amor es el mismo, la comunicación es diferente. Lo bueno es que la hija pudo identificar qué le dio celos y decirlo, porque lo primordial es poder racionalizar la causa. Sino se confunden las razones y se convierten en discordia.
No hablo de amor de pareja, porque lógicamente si alguno reparte, traiciona.
Menos de amantes (ja):
Éste tema da para más. Amar no indica pertenencia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario