12 sep. 2015

Rosario desde 1856 establece su perfil portuario

A Rosario no le fue fácil la lucha por el puerto.  Sus tradicionales rivales: Buenos Aires y Santa Fé.
 Rosario era un puerto natural envidiable. Sus barrancas de 20 metros de altura y la profundidad del río permitían la exportación sin necesidad de construir muelles. La operación de embarque de cereales resultaba muy sencilla: a través de canaletas apoyadas en la parte superior de las barrancas, las bolsas de cereales caían por simple gravitación hasta la bodega del barco. Así también se deslizaban, con economía de manos y con la ayuda de cables de acero, los rollizos de quebracho, lingadas de cueros y aún animales en pie, colgados con cinchas de cuero.
Sin embargo la modernización del puerto era una imposición de los nuevos tiempos por la evolución de la industria mecánica y naviera y la necesidad de posicionar al país en condiciones de competir con Canadá y Australia en el mercado mundial para satisfacer la demanda de los países europeos.
El decreto de Urquiza firmado el 3 de octubre de 1852 en Paraná eliminó el límite de tonelaje establecido y declaró: "la navegación de los ríos Paraná y Uruguay permitida a todo buque mercante cualquiera sea su nacionalidad, procedencia y tonelaje"
Urquiza no sólo establece la libre navegabilidad del río, también el Congreso de Paraná aprueba  en 1856 la Ley de derechos diferenciales, en su lucha por los derechos aduaneros con el puerto de Buenos Aires. Eso ayudó a Rosario. Para saber sobre derechos diferenciales CLICAR AQUI
En 1856 se inaugura el primer muelle construido por Eduardo Hopking y que adquirió luego Aarón Castellanos (no creo que se tenga reconocido lo que hizo por Rosario), quedando en manos privadas.
Después de varias frustraciones y ante la demanda de la flamante Bolsa de Comercio y la Asociación Popular por el Puerto en 1899 deciden presionar para que no haya más dilaciones y Julio A.Roca, en su segunda presidencia, presenta un proyecto en el Congreso para la construcción y explotación de un puerto comercial en Rosario. Se le encarga a Hersent y Schneider (franceses) como garantía de seriedad (se acuerdan del fotógrafo que fotografió al primer aeroplano que voló por los cielos rosarinos?. Trabajaba para esta firma ver AQUI) . El mitrismo decide entregarla en concesión a la empresa constructora y el 26 de octubre de 1902 el Presidente Roca viene a Rosario personalmente a poner la piedra basal (sigo el tema el sábado próximo).
Un billete de 5 pesos lo recuerda:

Fuente: Rosario la fuerza de la historia N° 14 14.10.2002  "La lucha de una ciudad por su puerto" por Miguel A. De Marco (h) de su libro "La Batalla por el Puerto de Rosario)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario