1 jul. 2012

Como el canto del ruiseñor...

Quiero agradecer a quien me hizo llegar la noticia que había conocido a alguien que siempre contaba que había trabajado de extra en la película "Juan Moreira" (que comentamos ayer) con tan solo 11 años,y que había cobrado $100, algo que la familia poco le creía porque era difícil de comprobar. Lo de la película fue verdad.
Otro amigo me contó que mi tocayo (Coelho=Coniglio=conejo) publica todos los días a la misma hora que Utopías un mini cuento en http://g1.globo.com/platb/paulocoelho/. Ja
Y vamos a tomar el tiro.


Este pequeño cuento de Coelho (con traducción libre), en forma de parábola, nos deja pensando:

En las calles de Damasco.
"Un hombre andaba por el camino de Damasco recordando su amor perdido, y su alma estaba llena de lágrimas. "Lástima del hombre que conoce el amor", pensó. "Nunca va a ser feliz con el temor de perder a quien ama." En este momento, oyó el canto de un ruiseñor. "¿Por qué actúas así?", Dijo el hombre al ruiseñor. "¿No ves que mi amada, que estaba tan encariñada con tu canto, ya no está aquí a mi lado?" "Yo canto porque soy feliz", dijo el ruiseñor. "¿Alguna vez has perdido a alguien?", Insistió el hombre. "A menudo", dijo el ruiseñor. "Pero mi amor continuó siendo el mismo”.
Y el hombre se sintió con más esperanza."

Qué es más importante?. Poder amar, saber amar o a quién amamos?
La de amar es toda una capacidad, no creen?.
Vamos a seguir espiando a Coelho y espero nuevos comentarios para enriquecer la Utopía, no les parece?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario