27 may. 2012

Sistema policial con fines de domesticación



No necesita ser Hitler, ni Videla, ni Pinochet para que corra peligro la democracia. No se necesita matar, desaparecer o encerrar para que corra peligro la democracia. Hoy hay otras formas de coerción que no matan ni desaparecen pero que no son equitativas, ni participativas, ni transparentes, que ahogan al “enemigo”. Si tenemos un gobierno que está en guerra con el que se le oponga y que hará todo lo que esté en sus manos para aplastarlo, difiere en la intensidad pero no en la intención y la democracia corre peligro. Si maneja la política con la “protección” mafiosa del que está con ellos, no son equitativos y están transgrediendo la Constitución. Si la Constitución en sí es una traba para sus fines algo está cambiando y no es para mejor. Como leí hace poco que dijo un filósofo argentino “un sistema policial con fines de domesticación”, eso es democracia?. Se puede repartir lo ahorrado durante algún tiempo pero si no se crean las condiciones como para que el país genere recursos, una vez agotados va a pasar como con el petróleo que se agotó , el ferrocarril que no se renovó, las casas para los pobre que no se hicieron y Dios no quiera la plata de las AFJPs. Mientras tanto aquellos cercanos al poder van acumulando riquezas a niveles astronómicos y ocupando espacios estratégicos. El dibujo de la ilustración no le saca al rico para darle al pobre, le saca a la clase media, la que junta más de un pescado, porque es la que accede a la información, porque es la que educa a sus hijos y es la traba del sistema al que nos quieren llevar. Por eso es que a la clase media le pueden mandar la UIF que demuestre que cumple las disposiciones vigentes en materia de prevención de Lavado de Activo y Financiación del Terrorismo y es a la clase media a la que le pueden mandar a pedir una Declaración Jurada sobre la condición de persona expuesta políticamente. Eso se llama "sistema policial con fines de domesticación"

No hay comentarios.:

Publicar un comentario