9 abr. 2010

Cuando la ingenuidad los deja off side



Confiar en el otro es una gran virtud si se sabe detectar quien lo merece, sino es una verdadera ingenuidad.
Últimamente escuchamos a legisladores, eclesiásticos, empresarios, que entran a jugar y los dejan "fuera de juego" por ingenuidad. Y reconocen esa debilidad.
La ingenuidad en una lucha entre desiguales es sumamente peligrosa, porque hace perder oportunidades.
Hace tiempo que venimos diciendo que esta gente juega sucio, que utiliza estrategias desleales. Les están poniendo las uvas al alcance del zorro. Hay un zorro en el gallinero y si no le ponen un perro grandote se va a comer todas las gallinas crudas. Jugar con un sucio no significa ir a su juego, ni bailar con su música, se necesita inteligencia y destreza, y eso está faltando en la dirigencia argentina.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario