3 feb. 2010

Asociación libre



Parece un caballo pero no lo es.
Sus ojos tienen una movilidad independiente entre sí.
Es voraz porque no tienen estómago.
Después de aparearse la hembra deposita los huevos en él y es el macho el que da a luz.
En el mundo animal es el mejor ejemplo del mimetismo, porque no sólo cambia de colores sino también de formas.
Se desplaza diferente a todos los de su especie, ya que es un pez y lo hace verticalmente.
Está en extinción.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario