20 ago. 2014

La inseguridad no está por la fatalidad.

Como en "Madame Bovary",  la novela de Gustavo Flaubert,  el marido, Carlos Bovary, adjudica a la fatalidad, el carácter o destino  de su mujer, su ruina económica y su final trágico, cuando en realidad todo está en el dormido de su marido. De igual manera nos encontramos los rosarinos frente a la inseguridad.
                       NO ES LA FATALIDAD, Señores!!!

Como dice Luis Nazer, presidente de Trascender, una de las ONGs convocantes:
"Hace 15 años que empezaron con los arrebatos de carteras y llegamos a esto. Se durmieron, nunca deberíamos haber llegado a esto". Y diciendo eso es benévolo.
Como dije días pasados, a la mafia de los años ´30 la sacaron los ciudadanos comunes con sus fuertes demandas, lo que llevó al gobierno a hacer un operativo limpieza y deportación de los principales mafiosos. Está en nosotros con nuestra contundencia el que se despierten. No podemos vivir bajo el imperio del delito.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario