8 ene. 2014

La trampa de los planes sociales.

La importancia política que tiene la distribución de planes sociales  sintetizado en una sola cifra: en un año reparte 64.400 millones de pesos, entre 18,3 millones de personas, a través de 58 programas diferentes.
En el mismo ejercicio, la gobernación bonaerense, de Daniel Scioli, distribuyó 52 planes entre 4,2 millones de beneficiarios por 4640 millones de pesos. .
NACIÓN:                58 PLANES..............18.300.000 BENEFICIARIOS
PCIA. BARIES:       52 PLANES.............  4.200.000 BENEFICIARIOS
Cualquier ciudadano bonaerense puede acceder en forma simultánea a varios planes y de ambas jurisdicciones.
"Los mismos beneficiarios dan cuenta de una dependencia casi sin salida de la ayuda estatal. Perciben un gran desincentivo a la búsqueda de empleo en blanco. Por eso hablamos de la trampa de la dependencia económica",
Más específicamente y más detallado:
En el nivel nacional, cinco organismos otorgan ayudas sociales.
 La Anses tiene 17 programas para 12.557.647 beneficiarios por $ 30.856 millones.
 El Ministerio de Desarrollo Social llega a 4.988.606 beneficiarios con 12 programas y $ 25.343 millones.
 El Ministerio de Planificación, a 195.280 personas, con 5 planes y $ 5.226 millones;
El Ministerio de Trabajo, a 518.697 personas con 13 planes y $ 2.554 mil millones
 El Ministerio de Educación, a 257.000, con 11 programas y $ 447 millones.
En suma, son 58 programas nacionales, para 18.321.939 beneficiarios, por 64.427 millones de pesos.
http://www.lanacion.com.ar/1565048-el-gobierno-reparte-64400-millones-en-58-planes-sociales

La dependencia es total. No hay contraprestación ni salida laboral. Hijos de padres que nunca trabajaron, nunca trabajaran. Miles de chicos NI NI, que no trabajan ni estudian, mantenidos por un Estado que no ayudó al desarrollo personal ni social. Éste es el gran fracaso del kirchnerismo.
Si a esto le agregamos el empleo público:
Datos de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), sobre la base de información oficial, estiman que el mayor crecimiento en la plantilla laboral pública entre 2000/2002 y 2012 se registró en los municipios (77 por ciento). Luego aparecen las provincias (47%) y finalmente, el Estado nacional (33 por ciento) nos informan de la dependencia del Estado Padre, proveedor de riquezas no generadas.
Si tanto dinero se hubiera aplicado en parte a generar proyectos que incluyeran mano de obra, donde el Estado ayudara con la parte que la clase media no puede sustentar, otro hubiera sido el proyecto de país que hubiéramos tenidos. Nos comimos las joyas de la abuela y se robaron el país.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario