5 dic. 2013

Cada uno ve lo que quiere ver.


Algunos son libres aún estando presos y pueden ver lo que está fuera de su prisión. Otros ven su prisión sin poder apreciar lo que está más allá. Lo que hace a nuestra percepción es cuántos vemos los temas que nos encierran en los mismos problemas. Si el tráfico de influencia como es el tema Boudou queda en la nada siendo un delito en cualquier lugar del mundo. Si la violencia nos acecha y nos aprisiona porque no podemos ser libres en un país violento bajo cualquiera de sus formas. Si las leyes se vuelven inequitativas y arbitrarias poniendo nuestros derechos constitucionales y nuestros valores bajo las manos de unos pocos, nuestra libertad peligra. Esas son nuestras rejas. Será muy lindo el paisaje, pero detrás de unas rejas su belleza es una belleza rayada como es en realidad la ventana de la prisión.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario