20 ene. 2013

La pregunta más difícil: para qué sirve la utopía?


Qué tal si deliramos por un ratito???
Transcribo un fragmento de lo narrado por Galeano:
Qué tal si  clavamos los ojos más allá de la infamia para adivinar otro mundo posible.
Se incorporará a los códigos penales el delito de estupidez que cometen quienes viven por tener o ganar en vez de vivir por vivir nomás como canta el pájaro sin saber que canta y como juega el niño sin saber que juega.
Los economistas no llamarán nivel de vida al nivel de consumo ni llamarán calidad de vida a la cantidad de cosas.
Los políticos no creerán que a los pobres les encanta comer promesas.
La muerte y el dinero perderán sus mágicos poderes y ni por defunción ni por fortuna se convertirá el canalla en virtuoso caballero.
La justicia y la libertad, hermanas siamesas, condenadas a vivir separadas volverán a juntarse, bien pegaditas, espalda contra espalda.

Y ya que estoy agrego las mías y los invito a pensar en las que cada uno tenemos:
Qué no me obliguen a recordar lo que yo ya quiero olvidar porque olvidar también es un derecho que nos da nuestra mente para poder mirar hacia adelante.
Qué no me obliguen a creer que la democracia es un sistema basado sólo en el voto popular porque vuelve al pueblo ignorante como el pájaro y el niño si no sabe lo que elige. La democracia es una forma de vida de intercambio de información y de interrelación social.
Qué no me obliguen a pensar que la igualdad en el nivel de consumo hace a las personas iguales y ese es un derecho humano, cuando las personas no tienen la igualdad de posibilidades de acceder al trabajo.
Qué no hablen de garantismo liberando a los jóvenes delincuentes, mandándolos a la muerte segura, sin darles herramientas de reinserción y formación moral.
Qué la droga no sea una forma de escapar de la vida, sino que la vida merezca ser vivida sin la droga.
Qué la calle nos permita volver a nuestros hogares porque entre todos nos protejemos para que ello ocurra.
Para eso sirven las utopías, para que caminemos hacia ellas...


No hay comentarios.:

Publicar un comentario