19 abr. 2021

Por la pandemia: mi primera petunia


No les voy a decir que mi vida en la jardinería, que empezó con la pandemia, es un éxito total. No me fue muy bien con el conejito o boca de león del que estoy juntando semillas para el año que viene, porque no se multiplica por gajos. Estoy intentando reproducir la mandevilla. Hasta ahora están respondiendo sus esquejes (así le dicen ahora a los gajos) porque  no soporta el frío y no la quiero perder, a ella o a sus hijitos. Veré de hacerles un invernadero.
Hoy pasé la petunia de su envase plástico negro con el que la venden a esta maceta. El otro día se me había desmayado, estaba toda caída, resulta que quiere agua. Y es así. Planta que comprás tenés que hacer un curso acelerado de cuidado. Qué ésta al sol directo, que esta otra con mucha luz pero nunca sol directo, que ésta mejor esté siempre mojada, que a esta otra ponele arena porque debe drenar bien y la tierra muy compactada no le sirve. Y algo importante que aprendí: a los gajos ponerle canela antes de plantarlos les hace bien. 
Pero las plantas si tienen flores, mejor. Dan energía y cuidarlas nos hace bien.

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario