22 oct. 2019

No se puede pensar el mundo como antes.

Hace años que venimos viendo infinidad de productos hechos por China, hasta lo ridículo que  vemos que las "artesanías" de cualquier lugar del mundo tenga ese  mismo origen. Era lo autóctono, lo que hacían los lugareños.
Recuerdo que un autor decía que como Inglaterra no pudo colonizar como España  a Argentina sacaba la plata y les vendían los estribos de los caballos.
Hoy vemos que en la distribución mundial del trabajo dicen que nos tocó la venta de materias primas sin procesar. Para eso ponemos los ojos en Norteamérica como el "enemigo" comercial. Es así?. Dónde está el competidor que no permite nuestro desarrollo industrial?.
Creo que hay cosas que tenemos que repensar. Como cuando a alguien le enoja que Macri se alíe a Bolsonaro no se pueda ver que dependemos industrialmente de Brasil, que no es una cuestión ideológica y de quien gobierna temporariamente a un país.
No se puede mirar todo ideológicamente. El mundo ha cambiado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario