2 jul. 2019

103 años: encontró la "cereza de la torta" de su vida.

Julia Hawkins nació el 10 de febrero de 1916 y comenzó
a practicar carrera a los cien años de edad.


.

A los 103 años, la estadounidense Julia Hawkins regresó a la pista de carrera para disputar las pruebas de 50 y 100 metros en los Juegos Nacionales mayores en Nuevo México (EEUU). Se cree que ella es la mujer mayor que compite formalmente en una pista estadounidense, de acuerdo con la organización que alberga el evento de estilo olímpico para atletas de 50 años o más.
- Siempre he hecho pruebas de ciclismo olímpico nivel Senior. Cuando me sentí demasiado vieja para subir las colinas, marchar, fui a correr los 100 metros. La primera vez hice la carrera de 50 metros. Fue divertido y me apasionó correr. - cuenta la atleta centenaria.
Este año, ella terminó la carrera de 100 metros cerca de 6 segundos
más lenta que el tiempo récord de los EEUU.
Hawkins estaba compitiendo básicamente contra sí misma: el récord fue
establecido por ella hace dos años. Hay, por supuesto poca competición
en ese grupo etario.
Pero Julia "Huracán" Hawkins todavía estaba satisfecha con el resultado. - Yo soy dos años mayor, ¿recuerdas? Hawkins comenzó a correr tarde en la vida, y se convirtió en una de sus muchas pasiones. Véanla correr.



Ella vive en Baton Rouge, Louisiana (EEUU), donde hace caminatas diarias y cuida de árboles en su propiedad. Ella tiene cuatro hijos, tres nietos y un bisnieto.
Julia estuvo casada con su fallecido marido, Murray, por 70 años.
Ellos se casaron por teléfono durante la Segunda Guerra Mundial.

fuente

Se acuerdan de este hombre?.
Un hombre de novio con la vida

Tuplet Seabra Vasconcellos encontró una maratón a los 69 años medio por casualidad, luego de jubilarse de su trabajo de pintor en la construcción. Lo invitaron a participar de la apertura de una prueba de veteranos, cuya franja etaria era de 40 años en Cantagalo, en Río de Janeiro. Sin haber practicado deportes y sin tener conciencia de lo que le podría suceder, no se quiso limitar a ser un mero observador de la competición y con pantalón de salir y zapatos participó de la prueba de 12 kms. y ganó. Ese encuentro cambió el rumbo de la vida de Tuplet, encontró su pasión.
Comenzó a correr y a nadar. No paró hasta los 96 años.



Los años que tenemos son los que nos atrevemos a tener.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario