25 abr. 2019

Robar, sí. Pero con códigos

Estaban separados el cielo y la tierra, el bien y el mal, el nacimiento y la muerte. El día y la noche no se confundían y la mujer era mujer y el hombre, hombre. 
Pero Exû, el bandido errante, se divertía, y se divierte todavía, armando prohibidos revoltijos. Sus diabluras borran las fronteras y juntan lo que los dioses habían separado. Por su obra y gracia, el sol se vuelve negro y la noche arde, y de los poros de los hombres brotan mujeres y las mujeres transpiran hombres. 
Quien muere nace, quien nace muere, y en todo lo creado o por crear se mezclan el revés y el derecho, hasta que ya no se sabe quién es el mandante ni quién el mandado, ni dónde está el arriba, ni dónde el abajo. 
Más tarde que temprano, el orden divino restablece sus jerarquías y sus geografías, y pone cada cosa en su lugar y a cada cual en lo suyo; pero más temprano que tarde reaparece la locura. 
Entonces los dioses lamentan que el mundo sea tan ingobernable. Dice Galeano en Metelíos.

Y así es como Moreno (Secretario de Comercio Interior de Cristina), da lecciones de moral relativa: ROBAR CON CODIGOS: 
"Sabemos que si algún muchacho quiere vivir de lo ajeno, bueno, vive de lo ajeno pero con código", dijo. Se lo dijo a los pibes chorros o a los verdaderos chorros?. Como diciendo, si vamos a robar juntos, después NO CANTEN...(FRASE QUE TAMBIÉN DIJO EN OTRA OPORTUNIDAD) cuando dijo sobre los presos K: Qué no canten! ¡Que terminen de hablar, que lo único que están haciendo es hablar boludeces!" . Ése será su código?.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario