16 feb. 2019

La única solución: cerrar por desratización.

Se dieron cuenta?. Estamos rodeados de ratas. Rateros, digamos. Toca a todas las instituciones.

        Tenía razón Jorge Batlle, presidente uruguayo en el 2002, que, aparentemente sin saber que estaba siendo grabado, se despachó a gusto con sus vecinos. "Los argentinos son una manga de ladrones, del primero hasta el último". NO ES CIERTO!!!. Pero tenemos que soportar a una manga de ratones que están metidos en todos lados: empresario, financiero, sindical, político, etc. etc. Hasta que no limpiemos todo no se puede seguir trabajando.
       
          Siempre traté  que no habláramos mal de nosotros mismos, por la autoestima, porque perdemos la guerra si pensamos mal y bla bla bla. Pero los hechos lo están demostrando...
         Destapás una olla y sale una rata. No puede ser!!!.

        Así como, por otro lado, hay valientes argentinos que van a ver adentro de la olla si hay algo y le salta una rata. Y hay varios valientes que hay que destacar, que durante años estuvieron pataleando y no se les daban las circunstancias para luchar en serio y ahora pueden.
   
       Acá cada uno con su palita tiene que ayudar, sino no se termina más. Hasta los uruguayos se quedaron con un par para hacer cría. Y algunos se llevaron algo para el Caribe o Norteamérica. Mirá si tenemos para repartir. Parece la gripe A. Cerremos las fronteras y a limpiar. Después...Y después?. Cómo sigue?. Eso no se sabe. Como con la gripe A. Pero sabemos que hay algunos criaderos que todavía están dispuestos a seguir con las ratas. La dueña todavía no entró a la trampera. Así en cualquier momento sueltan a todas las que logramos atrapar con sus mismas debilidades: salvarse.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario