11 ene. 2019

La utopía de José A. Abreu se cumplió.

Aquí cuenta su historia. Es un video que rescatamos en 2010. Muchos de los jóvenes que hoy están en la Argentina formando Latin Vox Machine salieron de este proyecto.  Los iba a buscar uno por uno, en villas, en zonas indígenas y les daba el oficio de la música. No importaba qué gobierno estuviera. En 1981 dejó una brillante carrera como eximio director de orquesta sinfónica, reconocido internacionalmente, para  dedicarse a tratar de INCLUIR a los niños pobres de Venezuela, a través de la música. Un idioma universal.  Y eso es lo que les permitió salir de su país e integrarse en Buenos Aires por la música a tantos venezolanos. Nelson Castro dijo que José Antonio Abreu mereció el Premio Nobel de la Paz, y es cierto. Escuchen el proyecto. Indica un camino posible en cualquier disciplina.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario