22 dic. 2018

A veces, uno mata sentimientos...

No queda otra... Los mandé a la papelera de reciclaje pero terminé limpiándola. Porque sino, te destruyen...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario