1 nov. 2018

La maldad me sorprende demasiado...


       La maldad me sorprende siempre.
      Cuando me aparece, me quedo mirándola como si fuese una bestia de la cual no me puedo defender.
      Y aunque no creceré  lo suficiente como para aprender a comprenderla,
 no me convertiré nunca en alguien tan pobre de espíritu como para practicarla.

Es así. Una forma de vida. Por qué uno no se puede defender?. Porque no puede devolver mal por mal. No puede herir. Como no puede matar. Capaz que hizo suyo el no hagas a otro lo que no quieres que te hagan a tí. Una forma de ser.

Muy buen pensamiento. Sale del fondo de un corazón.
Gracias María por ayudarme a traducir.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario