28 abr. 2018

Será Justicia.



En el 2009 nos preguntábamos de dónde sacó tanto dinero una persona que a los 18 años vendía pollos por la calle.
Su poder económico creció a la par que crecía el poder político de sus amigos Kirchner. Y a los 55 años, el chubutense Cristóbal López tenía inversiones en rubros tan variados como casinos, petróleo, construcción, olivicultura, el negocio lácteo y medios. Según cuenta la leyenda se hizo amigo de Armando Mercado, ex marido de Alicia Kirchner y a partir de ese contacto empezaron los negocios. En noviembre de 2006, Santa Cruz licitó 15 áreas petroleras y dos amigos de Kirchner se quedaron con 14. Lázaro Báez y Cristóbal López, dos “empresarios” de íntima vinculación personal y bancaria con el presidente K.
: En el 2012, compró a Daniel Hadad el canal de noticias C5N y Radio 10, además de un puñado de FM por u$s.40 millones. El mismo día López cerró otro negocio importante: el 20% en la concesionaria de las rutas 2 y 11. Su constructora ya tenía concesiones de rutas nacionales. El empresario posee 20 salas de juego, que le han valido el mote de “zar”. López es además el 5°jugador en la venta de combustibles en el país: a través de Oil Combustibles, controla 365 estaciones de servicio y la refinería de San Lorenzo (en Santa Fe), que compró  a Petrobras en u$s.110 millones. Pero también controla desde recolección de basura en ciudades del interior a la fábrica de dulce de leche La Salamandra. Es dueño de Alcalis de la Patagonia, una de las dos únicas fábricas de soda cáustica del país. Propietario de concesionarias de las marcas Toyota y Scania. Su Grupo Indaló además tiene intereses en la producción de carne ovina y de aceite de oliva. “En Catamarca tengo 2.250 hectáreas de olivos; soy el mayor productor de aceite y el segundo en aceitunas”.
La robaba. Vuelve a la cárcel. No podía estar suelto y sus cómplices tampoco. Se quedó con el dinero que recaudó con un impuesto a los combustibles que retenía y tenía que depositar a los pocos días. Alrededor de u$s 1.000.000.000.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario