14 ago. 2017

Necesitamos escapar de la frustración

Fruto de la soberbia y de la intolerancia. No se construye destruyendo.
Esta época me hace acordar a la de Urquiza y Rosas. Uno juró por la Constitución Nacional de 1853 y y el otro no. La lucha fue a muerte y se dirimió en una batalla.Terminado ese período el país tuvo su mayor crecimiento.

En la época de violencia y enfrentamientos se enriquecen los que saben hacer negocios en las crisis y se empobrecen los pueblos. 

Convenzamos a los argentinos que ya no vale la pena pelear.
 Sí luchar, por los ideales, pero no pelear. 
Lograrlos por convicción y trabajo pero no con terror y  miedo. 
La Paz construye.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario