1 jul. 2017

Legisladores: esas personas que tenemos a cargo.

Tengamos en cuenta que los diputados y senadores son nuestros representantes.  Lo que digo es tan obvio que no se ve. Pensemos si a todos o a algunos de ellos les daríamos la administración de nuestras propiedades. O si les entregaríamos a nuestros hijos para que los eduquen. Si son personas idóneas. Si son honestos. Si son responsables. Nuestras vidas están en sus manos.
Recuerdan cuando votaron por unanimidad la intangibilidad de los depósitos (es decir, que eran nuestros y no podían tocarse) y en un plazo capaz que no mayor a un mes, votaron por unanimidad la tangibilidad de los depósitos (el Estado se los podía apropiar)?. A los que no tenían ahorros les puede no importar pero lo que importa es el gesto: pueden decir una cosa y luego otra poniendo en peligro nuestra seguridad.
Son nuestros empleados, no somos seguidores de ellos. Son personas que tenemos a cargo para que nos representen porque nosotros no podemos estar en el lugar donde  ellos están. De ahí la importancia moral. Al votar estamos haciendo una selección de personal idóneo
Con democracia nos podemos elevar por sobre las decisiones de nuestros empleados, con los que pretenden ganar la batalla cultural ellos pasan a ser nuestros administradores y nosotros los que debemos obedecer. Aunque seamos los que los mantienen.
El futuro está en nuestra decisión.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario