29 dic. 2016

Busquemos la manera de perder la inocencia...

Ayer hablábamos de cuántas cosas nos vendieron y compramos,  resultando los campeones de los inocentes, recordando el discurso histórico de Pinti que  en Salsa Criolla describe nuestras inocentadas.
También escuchando El histórico monólogo de Tato Bores número 2000 veremos que el problema es viejo, nos suceden las cosas como si fueran a otros..
Por lo menos relativicemos un poco, capaz que en el medio no nos va tan mal. O escuchemos a aquellos que nos dicen las cosas en serio y nos terminamos riendo. Es una tercera manera de ser engañados.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario