9 ene. 2015

Argentinos que alcanzaron utopías...

Caras y Caretas en su edición del 14 de febrero de 1914 anuncia con orgullo una nueva hazaña de Newbery: "En la mañana del 10 del corriente, el ingeniero Jorge Newbery realizó un espléndido vuelo en su monoplano «Morane», alcanzando la altura de 6.275 metros, lo que constituye el record mundial de elevación alcanzado por aviadores. Esa sí que es una UTOPIA de las grandes, el hacer lo que nadie ha hecho. Volar cuando nadie volaba ya de por sí era algo que había que alcanzar.
Newbery, que tentó varias veces la ascensión para cerciorarse de que la travesía de los Andes era factible, hizo este vuelo tan audaz sin proveerse de oxígeno, a pesar de lo cual, su organismo no se sintió fatigado por la atmósfera enrarecida de las alturas.
Al descender Nwebery fué sacado en andas del aeroplano por el personal de la Escuela de Aviación y de los mecánicos que habían presenciado su vuelo.
La noticia circuló rápidamente por todas partes, dando lugar a los más calurosos juicios acerca de la intrepidez del aviador y de las seguridades que su hazaña prometía para la travesía de los Andes

En su edición del 28 de febrero de 1914 la revista Caras y Caretas saluda la llegada del titán con una caricatura de Málaga Grenet, diciendo lo que transcribí en el recuadro: "Utopía eran los globos libres; utopía mayor eran los aeroplanos; sin embargo, Newbery impuso los primeros; triunfó con los segundos; consiguió para el ejército una escuela de aviación; para la República el record mundial de altura y para el Aero Club Argentino, un puesto de honor en el concierto internacional de la conquista del espacio".

Al día siguiente moría intentando cruzar los Andes. Murió procurando su utopía pero abrió el camino para que otro la lograra. Una utopía que valía la pena, no les parece?. 
Seguiremos buscando otros. Escucho propuestas...Gracias desde ya.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario