17 jun. 2014

Diez años de vértigo y caos

Si hacemos un buen balance desde el 2003, con espacios de falsos remansos, nos hicieron vivir en un vértigo y en un caos, con la sensación de: "no saber qué va a pasar". Según dicen aquellos que pueden montar un espectáculo como los de Fuerza Bruta, al volverlos locos, podés hacer del público lo que quieras. Hicieron de nosotros lo que quisieron.
 A eso hay que agregar el deleite de
 de no deber nada a nadie,
de vivir con lo nuestro,
  de crecer a tasas chinas,
 de tener las mayores reservas en el Banco Central,
de librarnos del FMI
de repartir el dinero del Ansés para una mayor inclusión,
 de obtener un Fútbol para todos, carne para todos, cerdo y lácteos para todos, milanesas para todos, garrafa social, notebooks para todos, YPF para todos que nos transportaban a un país soñado.

Mientras se luchaba Contra el campo, Contra Clarín. Contra la Corpo. Mientras se falseaban los índices del INDEC, mientras crecía la Inflación para todos, mientras se fugaban los capitales argentinos-

Uno a uno fueron cayendo los ladrillitos:

1) las muertes  víctimas del narcotráfico nos puso ante una evidencia que no se pudo tapar: que estábamos hasta las manos y que no sólo  éramos país de tránsito, de consumo sino que ya estábamos llegando a toneladas de producción de droga.
2) la expropiación de YPF no nos salía gratis y, además, de ser país exportador  pasamos a importan millones de dólares por mes en combustible. Ni qué hablar de Aerolíneas Argentinas!!.
3) de Carne para Todos quedamos  casi sin posibilidad de poder comprarla por el costo de la misma.
4) Del Fútbol para Todos del que se hacían cargo porque otros ganaban lo que el Estado podía ganar por publicidades, pasó a ser un gasto de todos para pagar la publicidad de un partido de Gobierno.
5) Las tasas chinas les servían a los poseedores de los Bonos que eran los Bancos, las AFJPs. En el 2010 con cupones atados al PBI algunos con buena información ganaron más de un 200% en el año.
6) La corrupción que se fue quedando con empresas en manos de testaferros y amigos. Moreno, cuando les decían que una empresa tenía dificultades contestaba: avisame que tengo compradores.
7) La reserva del Banco Central ya no es tal.
8) Los jubilados que aportaron quedaron con jubilaciones de hambre y el Ansés sin posibilidades de darles aumentos.
9)Y ahora se destapó la bomba que nos dejó activada Lavagna con Kirchner: LA DEUDA EXTERNA.
Toda una fantasía dentro de una vorágine que nos volvió locos y sin reaccionar. La década ganada.(sic)

Les dejo un informe que vale la pena leer minuciosamente si se quiere tener una clara visión de lo que esta gente hizo. En este informe no estaba incluido lo que se supo después  en lo que respecta a la manipulación de los índices del INDEC y su incidencia en el pago de esos cupones ajustados por inflación o ajustados por PBI.
Mario Cafiero dice el 12/6/2012 con el título: La deuda que dejó activada Lavagna

 Lavagna y Kirchner impulsaron un pésimo acuerdo de reestructuración de la deuda externa y en la renegociación del 2005,no hubo ni quita real, ni solución de la deuda porque se emitió para los acreedores el bono atado al crecimiento del PBI. SI CRECIAMOS PAGABAMOS MAS. Como era de esperar, luego de la depresión del 2001, la economía argentina experimentó altas tasas de crecimiento (A TASAS CHINAS!!!) por lo que el pago de ese bono significó que en definitiva no hubo quita real de la deuda. Los números son claros: Lavagna canjeó bonos en defaut por 81.800 millones de dólares de capital, por bonos nuevos por un capital de u$s 45.412 millones. Pero emitió bonos de Cupones ligados al crecimiento del PBI por 39.264 millones de dólares. O sea que la deuda nueva (45.412 MU$S+ 39.264 MU$S = 84.676 MU$S) es mayor a la deuda vieja de 81.800 M U$S.Algún distraído o desinformado podrá decir que aunque no hubo quita se “ganó tiempo”. De ninguna manera. Las bases del canje del 2005 preveían además que un monto equivalente al pagado cada año por los valores ligados al PBI, se destinaria a la recompra anticipada de la nueva deuda emitida, para mejorar la cotización de ésta. De modo que no hubo ni quita , ni alivio; sino que por contrario, hubo un pago acelerado y se mantuvo la deuda. De acuerdo al cálculo efectuado por Javier Llorens, el pago de Cupones ligados al crecimiento del PBI del año anterior y las obligaciones de recompras de deuda por la misma razón significaron para el Tesoro Nacional una sangría de 29.569 MU$S hasta el año 2012 y va a significar una acumulación de 78.528 MU$S para el año 2017.

El gobierno no tomó nueva deuda externa y recurrió a pagar deuda con los recursos de los jubilados, de las provincias, del Banco Central y de toda caja a la que pudiera saquear.De tal manera el Estado se echó al hombro la obligación de pagar en el corto plazo de doce años, nada menos que 120 mil millones de dólares: 79 mil millones provenientes de los valores ligados al PBI, y la recompra anticipada de deuda. 27 mil millones de la salida del corralito, y las compensaciones a los bancos. Y 15 mil millones de Préstamos Garantizados en poder de los bancos. Y esto SIN CONTAR EL PAGO DE INTERESES de esas deudas. Ni tampoco las deudas mantenidas con los organismos multilaterales de crédito, el FMI, BM, y BID, por otros 25 mil millones de dólares. Ni la deuda garantizada proveniente de las deudas provinciales, por otros 11 mil millones de dólares. Ni la deuda con el Club de París por 8 mil millones. Todo lo cual por entonces arroja un monto total de deuda de 165 mil millones de dólares.Mario Cafierohttp://infosur.info/la-bomba-que-dejo-activada-lavagna/

http://utopiasargentinas.blogspot.com.ar/2012/07/que-deuda-estamos-pagando-y-por-que.html


No hay comentarios.:

Publicar un comentario