21 mar. 2014

Don Quijote también era garantista

En el Capítulo XXII Don Quijote alzó los ojos y vio, por el camino que llevaba, que venían hasta 12 hombres a pie, ensartados como cuentas en una gran cadena de hierro y todos con esposas en las manos.
Interroga las razones por las que fueron prisioneros y  uno por amor (por lo ajeno),  otro por cantar con ansias (confesar por tormentos), o por faltarle 10 ducados (para sobornar al escribano), por haber sido corredor de orejas (alcahuete). Hasta un reincidente!!!.Todos iban contra su voluntad, adonde no querían ir, a las galeras.
Don Quijote no lo podía tolerar y dice: -Quiero rogar a estos señores guardianes y comisario sean servidos de desataros y dejaros ir en paz.  Estos hombres no han hecho nada contra vosotros. Allá se lo haya cada uno con sus pecados. Dios hay en el cielo que no se olvida de castigar al malo y de premiar al bueno y no es bueno que los hombre honrados sean verdugos de otros hombres. Y si de buenas ganas no lo haceis, esta lanza y esta espada , con el valor de mi brazo, harán que lo hagáis. Por la fuerza!!!.
El Quijote era garantista!!!.. Les pide una probation a cambio por su libertad (contarle a Dulcinea que él los liberó). Miren lo que le pasa.
 Zaffaroni, habrá leído el Quijote?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario