15 ago. 2013

En vez de "a ver": VEAMOS.

Hace años, que al detectar las muletillas quería saber qué significaban dentro de una psicología  social cuando muchos entrevistados las repiten permanentemente. En su momento se escuchaba hasta el cansancio el "realmente", que me daba la sensación que estaban reafirmando algo que era mentira o que por lo menos no era real. Ahora no se escucha tanto.
Últimamente me intriga qué pasa con el "a ver" antes de contestar una pregunta. Buscando en Internet encontré esta explicación interesante, porque  ese "a ver" parece haber surgido en el 2010. Interesante porque el autor parece relacionarlo con la autocensura sin decirlo. Así lo explica un artículo de Esteban Peicovich en Perfil en el año 2011:
¿"A ver"? Sincerémonos. Es demasiado lo que abusamos ya de la muletilla "a ver". ...Se convirtió en la vía de escape de funcionarios frágiles a la hora de concretar y de opositores difusos a la hora de criticar. Al interrogante del cronista fue el glup de apuro del entrevistado en fuga. Con partido único y autocrático no es aconsejable hablar sin permiso. Con oposición yendo a los tumbos no es atinado hablar de más. Y con portavoces así la opinión pública no se entera de nada.
Esta incomunicación tuvo en "A ver..." (...) su recurso más usado. Con su apoyo, una mirada perdida y un gesto cómplice, el acosado por la pregunta pública lograba los 20 segundos para salir bien parado del acoso. Una coartada retórica para salvar el pellejo partidario. "A ver...cómo le diré..." Y tras la mano en el mentón y mover tres veces la cabeza, una presta frase de auxilio, de ésas que abundan en la gramática de la política con minúscula. De lo que se trata es de huir, no de responder.
La que fue vedette en 2010 fue "A ver..." Y aferrados a ella (y a otros anacolutos por el estilo) de allí en más, un raje y patinaje por lugares comunes y escombros de lenguaje... Parece una tontera, pero es por la boca que muere el pez.
¿Merece una columna tan locuaz e infeliz comodín? A mi me lo parece. Y más. Creo que de cuantificarse las veces que en 2010 las preguntas sobre la inseguridad fueron precedidas/opacadas/ eludidas/ por ese "A ver...", además de sorpresa nos daría enojo por no haberlo desarticulado a tiempo.
¿Cómo ningún periodista se ocupó de ese "a ver" usado de tapón, que por lo general olía a mula y "daba" tiempo a la respuesta? Nos dejamos anestesiar por el millón de veces que nos dejamos "cegar" por el "A ver..." de tal ministro, Ceo, burócrata, legislador, sindicalista o bocazas de este o de aquel lado del mostrador del Poder. Así lo pienso (dice el autor).
.
http://www.perfil.com/contenidos/2011/01/29/noticia_0027.HTML
En Wikipedia "a ver" es una muletilla, también conocida como coletilla, latiguillo, bordón, bordoncillo, ripio, no está dirigida específicamente al oyente, ya que al no tener contenido informativo directo, el oyente solo percibe que el interlocutor no tiene claro lo que quiere decir y que necesita apoyarse en frases o palabras sin sentido para poder continuar hablando, es por eso que una muletilla representa un tic verbal en la conversación.
http://es.wikipedia.org/wiki/Muletilla

Escuchemos a aquellos que dicen un "a ver" por cada pregunta que le hacen y capaz que descubrimos que nos están vendiendo un sapo... Me gustó lo que dice el autor sobre aquello de hablar sin permiso. (hubo alguien que me inspiró esta nota, pero se lo dejo a Uds. como un jueguito, el descubrirlo).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario