2 ene. 2011

Gobernados por dioses



Parece que lo que nos pasa ya nos pasó. Si hacemos el balance vemos que estamos ante la "profudización del modelo", del modelo que tuvimos: ´
1.- Anárquicos: a Menem le decían "pragmático" hacía lo que quería, como lo quería, cuando lo quería. Los Kirchner con sus ideas "revolucionarias" y su doble comando, siguieron atacando las instituciones desde todos los ángulos.
2º)Destructivos de valores, de la construcción de un país serio, de negociaciones sustentables en el tiempo, rompieron las bases de la convivencia de intereses. Uno destruyó a la clase media, a los ferrocarriles, instaló el "viva la Pepa", los otros consolidaron la destrucción de valores, polarizaron todo lo que tocaban, afianzaron el clientelismo hasta niveles increíbles, donde vale más ser piquetero, empleado público que conocer un oficio y buscar el desarrollo personal.
3º)Prostituyentes, tanto uno como los otros, por el manejo arbitrario del dinero público, destinándolo a quienes les rindieran pleitesía y de esa manera consolidar el poder. Ambos hicieron de los dineros del Estado y del Estado mismo, una propiedad privada.
4º) Corruptores, en ambos casos, por la falta de información pública de uso de los fondos públicos dieron a sus funcionarios las posibilidades de corromper y corromperse.
5º) Ambos magnánimos con el dinero ajeno ejercieron políticas de "iluminados", creyéndose los "elegidos" para gobernar, dilapidaron el dinero ahorrado por los argentinos en la sustentación del momento, sin importar el futuro. Han ahuyentado la inversión, con la inseguridad jurídica, que han extendido a lo largo de sus mandatos, donde nadie se pueden sentir seguros en un país de una gran inestabilidad en sus reglas.
6º) no combatieron la pobreza, la consolidaron, privilegiando la acumulación de la riqueza en pocas manos y haciendo del modelo una fábrica de pobres.
Muchas coincidencias, para no ser lo mismo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario