12 dic. 2009

Si se los trata como animales serán animales

Temas para reflexionar sobre el hambre y la pobreza

A los marginados, es decir, a los que viven en las márgenes de la ciudad, no integrados a la comunidad toda, se les da: dinero o comida.
Lo que hacen con los planes, es similar a ese hijo que va con un problema ante su padre y éste mete la mano en el bolsillo y le da dinero para que salga con sus amigos o se compre algo. Con ese dinero por chico qué se hace?. Creen que le dan la comida al niño?. Saben hacerles la comida?. Conocen de nutrientes?. Tienen los elementos?.
Por otra parte, la comida (como se da) es semejante a la ración que se les prepara a los animales que uno tiene en la casa y que se les pone en el cacharro sucio del día anterior. Es cruel pero es así.
Mucha gente vive en casas de lata, sin inodoro, sin ducha, sin mesa, sin sillas, sin cubiertos y con este sistema se fomenta la cultura del abandono. Plena Edad Media.
Marginados de todo, hasta de la integración cultural.Hablo de cultura, no como instrucción escolar, hablo de cultura de vivir dignamente. De respetarse a sí mismo, de valorarse, de sentirse útil para sí mismo y para la sociedad.
Algo que nadie quiere ver.
No es la pobreza lo que los ha llevado adonde están, es la marginación, la falta de infraestructura, la falta de organización, la falta de elementos culturales. En ese plato sucio donde se le da la comida, “martes y jueves, mediodía”, “lunes, miércoles, viernes por la tarde”, gracias al voluntariado de tanta gente, está el abandono del Estado, que conciente del problema entrega parches clientelares.
Si se lo trata como animal será animal.
Si la sociedad toda no se pone de pie y toma conciencia que todos somos células del mismo organismo y que si la sangre no circula en una pierna pronto tendremos una gangrena (que ya la estamos viendo) no va a haber caridad, solidaridad, limosna que alcance para pararla.
Tenemos que plantarnos para pedir un cambio radical, integral y organizado del manejo del problema. Es un tema que nos concierne a todos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario