11 feb. 2020

El único que no pierde la memoria...

Del cerebro podés desconfiar. Del corazón, no.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario