30 ene. 2020

Cuando sentís que te están robando los escrúpulos.


Una sociedad sin escrúpulos, donde se cosifica al ser humano, se lo convierte en sólo un medio para su fin como fácilmente se percibe en el uso que se hace de los pobres.
 Donde faltar a cualquier norma es lo mismo. No entregar el bastón de mando, el no decir la verdad en la declaración jurada, es una burla a la norma y se hace de manera ostensible. . 
Lleva a la conducta social que no modere sus impulsos ni sus emociones y que no maneje la frustración como se vio en los jóvenes que mataron en Villa Gesell porque sí, por enojo nomás, porque han perdido los escrúpulos.
Lo vemos en el poder, lo vemos en la sociedad.
Se choca con esa falta de la “piedrita en el zapato” que nos obliga a diferenciar lo bueno de lo malo, lo verdadero de lo que no es. Porque el escrúpulo, es la duda de conciencia que nos hace ver que no todo da igual.
Lamentablemente nos quieren instalar una sociedad sin reglas como moneda corriente que nos van a costar muchas lágrimas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario