30 jun. 2019

Macho, lo que se dice macho, es un ñandú

Éste bichito, así como lo ven es un perfecto caballero.
Está bien que tiene un harén que consta de 4 a 5 hembras, y puede llegar a 10, que se disputa con otros machos. Pero es delicado y responsable de sus actos.

Copula con todo respeto:
Una vez establecido el orden de superioridad entre los machos, las corteja a las hembras desplegando sus alas y copula cuando estas se muestran receptivas (sentadas y golpeando el suelo con su cabeza). Una por una.

Se encarga de hacer el nido en el suelo, aproximadamente de un metro de diámetro por unos seis o diez centímetros de profundidad.

Luego las distintas hembras comienzan a pasar diariamente a depositar los huevos en un mismo nido, el del macho dominante.

Cuida de todos los hijos de su harén:
Durante este tiempo el macho cuida su nido pero recién comienza a incubar a los 9 días. Se calcula que un macho puede incubar efectivamente unos 25 huevos, y en nidadas mayores hay un número importante de pérdidas.

Depositados los huevos por las hembras, el macho les muestra cierta agresión para hacer que se vayan y por sí solo procede a incubar los huevos de 35 a 40 días. El macho solo se levanta del nido aproximadamente una hora diaria para ir a comer y beber. A no ser que tenga que defender el nido, entonces se levanta de un brinco con las alas abiertas. Generalmente los pichones nacen el mismo día o en dos días, por un metabolismo estimulado que acelera el crecimiento de los depositados más tarde (una rareza)..
De ahí en más el macho debe cuidarlos por 3 años más hasta que alcancen su madurez y puedan sobrevivir solos.
Díganme si no es un primor!!!.

En Rosario de Santa Fe, tuvimos nuestro ñandú criollo, muy gracioso él. Pero es muy probable que sea por otras cualidades del ñandú,

No hay comentarios.:

Publicar un comentario