2 jun. 2019

Diez de algo cada graduado.


Una nueva ley filipina obliga a todos los estudiantes de secundaria y universitarios que se gradúen a que planten al menos 10 árboles cada uno antes de poder graduarse.
La ley oficializa la tradición de plantar árboles tras la graduación, que también se espera que combata al mismo tiempo el cambio climático.

Imagínense que cada graduado devolviera a la sociedad una pequeña cuota de lo recibido. Acá hablan de 10 árboles.  Ayudar  a hacer 10 viviendas. Mejorar estructuras de escuelas. Hacerle apoyo escolar a 10 niños. Algo. Cada uno. Depende para qué fue formado. O no, todos árboles. Lo que hiciera falta. Otra sería nuestra sociedad y otra nuestra mentalidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario