17 abr. 2019

Notre Dame: también se quemó un sueño


Nicolas Géant en el techo del palacio del obispo de la catedral Notre Dame 
de París decía "He realizado un sueño de infancia: tener abejas en
 Notre Dame.
Cuando piensas en la importancia de las abejas para la Iglesia católica 
a lo largo de la historia, la importancia de la cera para las velas para
 encender la iglesia, para mí está llena de significado ...
 El simbolismo de las abejas y su miel en el bestiario católico es poderoso. 

Desde hace algunos años París se ha convertido en la “ciudad colmena” junto con Nueva York y Londres. Una cruzada por preservar esta especie tenía a la famosa catedral como uno de sus más seguros hogares, hasta que se vieron afectadas por el voraz incendio que consumió, justo, la parte superior de este ícono de la historia y la cultura parisina.
De acuerdo con el sitio oficial de la Catedral de Notre Dame, en la primavera de 2013 se formó una colmena en el techo de la sacristía, al borde del flanco sur del lugar. Esa colmena fue ofrecida por un apicultor llamado Nicolás Geant para asociar a la Catedral a la preservación de la biodiversidad dinámica y recordar ‘la belleza de la creación’.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario