17 mar. 2019

El ejemplo de Abdul Aziz: todo menos la inmovilidad.


CHRISTCHURCH, Nueva Zelanda (AP).- Abdul Aziz estaba con sus cuatro hijos en la mezquita Linwood durante las oraciones de los viernes cuando lo vio venir. Brenton Tarrant avanzaba a los tiros hacia ellos y él decidió hacer algo. Le arrojó lo primero que vio, un posnet (una máquina para cobros con tarjetas de crédito), y empezó a correr al tirador al grito de "¡Ven aquí!".
Después de atraer al tirador a una persecución tipo gato y ratón, logró que se alejara a toda velocidad en su auto.

Todos reaccionamos distinto ante el peligro. Unos se paralizan, otros se arrojan al piso, otros se parapetan y otros quieren sacar el mal lo antes posible. Para eso no solo tienen valor, sino que es una fuerza interna de defensa ante el peligro que no se puede describir. Cualquier cosa antes que la inmovilidad. Todo mientras que se esté a tiempo y sorprenda al atacante.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario