21 feb. 2019

Del engaño no se vuelve...

Cómo convencerlos que han sido engañados?. Parece difícil no?.
Y más cuando se engañó a una multitud. Podrán ver lo que sea que no lo van a creer. Qué, soy tonto yo que me van a empaquetar de esa manera y robarme tanto ante mis narices?. Reconocer sería hacerse cargo.
Pero no te engañó a vos solo. Como dice Heródoto: Es sin duda más fácil engañar a una multitud que a un solo hombre. No estás solo, son muchos los engañados. Y para salir del engaño nadie te pide que le creas a otro, se te pide que te des cuenta que fuiste usado.
Pero sé que no te puedo abrir los ojos, hay gente muy inteligente que nos dice que es imposible. Del engaño no se vuelve.


No olvidemos que la libertad y la democracia significan participación y, por tanto, la responsabilidad de todos.”
“Aprendamos y enseñemos a los demás que la política debería ser una manifestación del deseo de contribuir a la felicidad de la comunidad, y no una fórmula para engañar o ultrajar a la comunidad. Aprendamos y enseñemos a los demás que la política no tiene que ser el arte de lo posible, especialmente cuando se piensa en especulaciones, cálculos, intrigas, acuerdos secretos y maniobras pragmáticas, sino que puede ser igualmente, un arte de lo imposible, es decir, el arte de mejorar el mundo y de mejorarnos a nosotros mismos.”
“No se trata de especular sobre qué partido, club o grupo triunfará en las elecciones, sino de procurar que en ellas triunfen -sin tener en cuenta su filiación- aquellos ciudadanos, políticos o profesionales que moralmente sean más aptos.”
“Puede ser que me pregunten con qué República sueño. Les contestaré: con una República independiente, libre, democrática; con una República económicamente próspera y, al mismo tiempo, socialmente justa. En otras palabras, con una República humana que sirva al hombre y por ello pueda esperar que el hombre le sirva también a ella. Con una
República de hombres cultos, ya que sin ellos no sería posible resolver ni uno solo de nuestros problemas humanos, económicos, ecológicos, sociales y políticos.”

“Si no se comparten e implantan unos valores y unas obligaciones morales, ni la ley, ni un gobierno democrático, ni una economía de mercado funcionarán correctamente.”
Discurso de Václav Havel en el Foro para una Europa Creativa

La esperanza no es la convicción de que las cosas saldrán bien,
sino la certidumbre de que algo tiene sentido, sin importar su resultado final.
Vaclav Havel

No hay comentarios.:

Publicar un comentario