4 ene. 2019

NO, a la violencia doméstica


Ahí es donde comienza el machismo. Si lo habré visto!!!. Y no se sabía que se podía reaccionar. Todos los permitíamos. Era algo normal. Te come las neuronas, la autoestima. Te quita el respeto de tus hijos y no tenés como liberarte. Encima se dice: yo la quiero a tu mamá. Como si eso fuera un descargo, con el mal que hace!!.
 Ahora no se está sola. Hasta tus hijos pueden apoyarte. Muy buena campaña.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario