9 ene. 2019

El otro, esa gran incógnita.

Pero sin el otro, nada seríamos. Cómo hacemos?. Levanta la mano si lo sabes.
Vero Gatti

Pero fijate que es tan importante despejar la incógnita, porque lo que nos molesta del otro justo es lo que nos molesta de nosotros mismos. Conócete a tí mismo y conocerás el mundo, diría Sócrates. Para conocer al otro, primero nos tendremos que mirar para adentro?.
Así lo muestra Julieta Arroquy:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario