5 nov. 2018

Un regalo no siempre valorado.

A veces la calma se parece a la indiferencia pero no es tan así. Es un proceso interior que requiere tiempo y esfuerzo y, como dice el autor, un crecimiento como seres humanos, para estar en condiciones de regalar calma al que se le avecina una tormenta.
Me gusta encontrar lo que pienso, escrito por otros, y compartirlo. A veces uno  no encuentra el sustento para expresarlo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario