28 nov. 2018

Contra el desaliento me alzo!!!.

Nunca sé si uno elige el momento para leer un libro o el libro lo elige a uno.
Sabemos que en estos momentos muchos argentinos estamos descorazonados, escépticos, viendo todo gris, como en esta imagen de Stephan Schmitz (un suizo) y abro  el libro de Eduardo Mallea, "Historia  de una pasión argentina", escrito en 1937, como buscando una respuesta  pero él, en esos años sentía esto: " ...de pronto este país me desespera, me desalienta, Contra ese desaliento me alzo...
La presencia de esta tierra la siento,,,como una mujer de increíble hermosura secreta" (la describe como una mujer, en todos sus detalles, desde su cabeza a los pies que "se afinan hacia el sur, descansan sobre el estrecho glacial, tocan los acantilados desiertos y estériles del Cabo de Horno..)
"Quiero verla así, como mujer, porque mujer es lo que atrae amor; y mater.
Qué puede ser el pueblo nacido de esta mujer, mater?. Virilidad, serenidad, coraje; inteligencia y hermosura viril, en lo humano; antes de nacer, a nadie se puede presumir traidor de un bello vientre. Agrega.
Estamos abocados a males tantos, en esta tierra de tanto sol, y tanta tierra, y tanto cielo, que yo no veo remedio, para salirles al paso, más que el fruto que dé una categórica, radical, rotunda movilización de las conciencias. Movilización es maduración." Para él teníamos que actuar como un organismo que se defiende de sí mismo.

Mirando las paredes no saldremos nunca adelante. Para ser nación tenemos que salir a la superficie y ver el conjunto. Sarmiento atribuía nuestros males al caudillismo,que serían los feudos,  la Argentina invertebrada (parafraseando a Ortega y Gasset), o  las grietas como se les dicen ahora. Pequeñas y grandes divisiones de intereses contrapuestos, mal.
Fíjense la fecha en la que lo escribió!!. No había venido todavía el peronismo.
Cómo se cura el resentimiento, la mirada resentida, contestataria, solapada, desconfiada?. De un lado y del otro. 
Lo que tenemos que tener en claro. CON EL DESALIENTO, NO!!! 
Stella Maris Coniglio

No hay comentarios.:

Publicar un comentario