4 oct. 2018

Cuando vivir es más que una utopía.



A veces, cuando recibimos una noticia o nos pasa algo terrible decimos:
 -se me cayó un camión encima!!.
A dos mujeres, madre e hija, que viajaban en un Ford Escort por la avenida de Circunvalación de Rosario se les cayó literalmente encima, un acoplado con 40.000 kilos de jugo de limón congelado, que por una maniobra del camión Mercedes Benz se volcó sobre la traza.
Gritos, llantos y un aplauso sostenido coronaron pasado el mediodía de ayer el complejo operativo que se realizó para rescatarlas con vida, con grúas y apuntalamientos.
Roberto Ramírez es un rescatista con 20 años de experiencia en tareas de sumo riesgo y afirmó que cuando tuvo que tirarse debajo del acoplado del Mercedes Benz,  temió tanto por su vida como por la de sus compañeros y las víctimas, quienes lograron ser rescatadas pese al exiguo espacio que quedó del Ford Escort al quedar prácticamente compactado por el container. "Realmente estuvieron las manos de Dios para ayudarnos porque diez minutos antes de sacarlas empezaron a crujir las maderas y pensamos que moríamos todos aplastados. La verdad que no sé cómo están vivas estas mujeres por la cantidad de peso que tenían encima", Si alguien venía en el asiento de atrás hoy no vivía.
Nadie muere el día antes. Como dice Snoopy: uno se muere un día, no todos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario