7 sep. 2018

Los kirchneristas tienen que aceptar lo que nos pasó.

Sino quedan debilitados para la crítica. No son creíbles ellos mismos. No tienen forma de construir desde la mentira y el robo. Estuvieron dentro de un sistema que los dejó totalmente vulnerables. O prostituídos o giles. Su palabra no tiene valor. Si alguien les dijo que iba a llevar a cabo sus ideas políticas LES ROBÓ, LOS HUMILLÓ, LOS USÓ para su enriquecimiento personal. Las pruebas son contundentes. Los testigos desde todos los rincones, que se auto incriminan y brindan los datos convierten a la causa en algo irrefutable. Si lo reconocen pueden revertir su situación y su palabra puede tener valor como oposición. Sino puede pasar lo de Menem, refugiados en un Congreso para tener fueros. Una vergüenza nacional.Sin futuro de construcción.

                                     
Miren a quién se parece:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario