18 jun. 2018

No supongas, escuchá.

Me llama la atención la forma en que la gente te completa la frase que estás diciendo, sin saber cómo la vas a terminar. Es como si hubiera frases hechas circulando como lógicas y que nunca vas a decir algo distinto. o hubiera un nivel de ansiedad más alto y no pudieran esperar lo que vas a decir.
 Algo totalmente deformante.
Fíjense. Y no es porque me pase a mí. Y no es porque sea gente que te conoce y pueda suponerse que sabe lo que pensás. Algo está pasando.
Te deducen de lo que decís de otro como si todo fuera espejo de lo que te pasa. Si hicieras el mismo ejercicio podría decir lo mismo del que habla. Todos supuestos sin sustento.
Ni qué hablar con que se inventen historias.
Interesante. Para pensar, no?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario