20 feb. 2018

No lastimes cuando sufres.

Frase atribuida a Buda. Es un desafío. Lo he visto muchas veces. Distintos tipos de agresión.  Hasta encubierta. Con mensajes sutiles. O directamente.
Es fácil y automático, dicen, que desde el propio dolor, echarles la culpa a otros, decirles lo que hacen mal, buscar que desde su propio sufrimiento compartan el que uno está sintiendo, intentar que se den cuenta de lo que nos pasa, de la peor manera porque el dolor no se transmite. Se puede comprender o no.
Y hasta diría: como nadie quiere ser lastimado, produce el efecto contrario.
Qué  hacer frente a un doliente?: Paciencia sin culpas. Sostén a sus embates sin culpa. Alternativas sin culpa. El sufriente intenta manipular con su dolor.Uno está  como manejando en camino de ripio. Uno no tiene la culpa del camino pero tiene que sostener el volante firme.
El dolor es egoísta. Qué no te lastime. Comprensión ante la agresión, sabiendo de quien viene. Mostrarle que tendrá alivio si no agrede. Sino, esperar que se dé cuentas que no va por el camino correcto. Darle tiempo. Es lo único que podemos dar en estos casos.Tiempo.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario