2 dic. 2017

Todos y cada uno tuvo su muerte propia.


Rainer María Rilke pone en boca de un personaje:"Yo creo que todo hombre vive su propia vida y muere su propia muerte". Es decir, cada cual ha de tener una muerte de acuerdo con lo que es o se hubiera llegado a ser. Niega así la muerte genérica y universal. Pide a Dios que dé a cada uno la muerte propia-el morir que se desprende de su vida- en la que tuvo amor, vocación y pena.
Mi homenaje a cada uno de los héroes del Submarino hundido en las aguas del nuestro Océano Atlántico en tiempo de paz. Murieron como vivieron.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario